A veces sí, a veces no

5

Category : , ,

   
   Tengo como costumbre dejarme el intermitente dado cuando conduzco, pero no por descuido, sino porque me sale de las narices. No soy un ser demasiado incívico, es porque me gusta ver las reacciones de los que me cruzo.

He observado que estas reacciones se diferencian según el tipo de vía por el que circule y el intermitente que deje puesto.

Veís? No llevo calcetines blancos

Si conduzco por nacional y dejo el intermitente derecho puesto: Es genial, una de mis favoritas. Los que vienen detrás se tiran a adelantarme como si no hubiera mañana hasta que ven a un coche de frente, entonces regresan a mi culo (suena raro, lo sé) y me empiezan a hacer gestos y a pitar como si yo tuviera la culpa de lo imbéciles que son. Mira primero coño a ver si vas a tener un accidente… o es que te crees todo lo que te dicen los desconocidos?
Si conduzco por nacional y dejo el intermitente izquierdo mola pero es más aburrido. Aunque vaya a 60 durante 100 kilómetros no me adelanta ni Buda. Me jacto de ser la persona que montó el Gran Atasco de Cincinnati en septiembre del 94. Tuve a 300 gilipollas a 50 km/h durante 5 vueltas a la C-30.
Si conduzco por autovía y dejo el intermitente derecho puesto: No observo nada raro, es aburrido y no lo suelo hacer. Prefiero poner Cadena Dial y cantar sus mierdas de éxitos.
Si conduzco por autovía y dejo el intermitente izquierdo puesto: Sorprendentemente todo el mundo corre más, y esto se acentúa si me acerco a un camión. Aunque siempre hay algún cagao que se queda a mi izquierda esperando que cambie de carril y nos quedamos los dos a 80 … La conductora suele llevar la L (aquí es donde espero las mayores críticas a mi conducta y a mi narración).
Si conduzco por ciudad y dejo cualquier intermitente puesto: Esto no lo hagáis nunca insensatos. Lo más suave que os puede pasar es que os llevéis a alguna motorista kamikaze que llega tarde a su bufete por delante…

De todas formas antes de que me insultéis tengo que decir que solo lo hago cuando no me dejan poner la música que a mí me gusta en el coche. Con lo fácil que sería dejarme cantar en paz…


Esto ha sido un experimento patrocinado e ideado por Motorístas Cívicos para la Liberación de Willy.

5 comentarios:

Alberto dijo...

Como "she says" ha publicado 5 minutos mas tarde, me apareció arriba del todo... todo habria tenido mas sentido si hubiera leido este primero.

Solo añadir que si quieres mi perdon tienes que asegurarme que esa musica de la que te privan es aquella que sigue el camino del sonido poderoso del metal. Si no es así, te daré un "toquecito" cuando conduzca mi camión... en algun universo paralelo.

No... ahora que lo pienso, me molestan mas los que no ponen en el intermitente que el que lo pone "a veces sí, a veces no"

Jenny dijo...

JAJAJAJAJJAJJJAJAJAAJA

Ana dijo...

Pues yo soy la que jamás adelanta. Ya me puedes poner el intermitente como quieras que es muy raro que yo me atreva a adelantar a nadie. En cambio me jode muchísimo que circulen por rotondas y demás con los intermitentes mal puestos, pero bobos hay en todas partes. Y la mayoría de ciclomotoristas, se merecen que les atropelle un trailer de los grandes. Los de motos de verdad suelen conducir guay. Por cierto, qué raros que sois SheSays y tú... menudos dos.

Ingrid dijo...

Yo tampoco te adelantaría pero me pondría de los nervios: penasría este gilipollas se ha dejado el intermitente puesto.

Jac dijo...

Alberto: fuí metalero, ahora me he ablandado un poco pero sin llegar al desastre...

Jenny: ;p

Ana: los intermitentes realmente no valen para nada, hacen bonito como las luces de una discoteca. Shesays es mucho más rara que yo.

Ingrid: uno está hecho a todo, cuando hago esto sé que a mi madre le pitan los oídos...