Mal día. Primera parte: Omnisciencia

3

Category : , ,

   Un día antes del verano me ocurrió lo que siempre deseé. Superpoderes. No fué una picadura de araña ni un rayo ni una mutación. Algo me tocó. Me desperté y los tenía.  Pero de uno en uno, y se iban apagando.



   Lo supe en cuanto me levanté. Hoy era un mal día. Todo estaba como siempre pero era un mal día. Había huelga de metro en Madrid y sabía que tardaría más de la cuenta en llegar al trabajo. Sabía que iba a coger asiento pese a lo lleno que estaría. Sabía de todas formas que entraría una embarazada que se pondría a mi lado y a la que gustosamente le tendría que ceder mi asiento solo para que ella se bajara en la próxima estación, perdiendo mi asiento en favor de un rapero con gorra gigante y ladeada.

Sabía que aquella preciosa chica del otro lado del vagón no era perfecta. Lo supe enseguida. Entre el millar de piernas vislumbre su calzado y efectivamente llevaba manoletinas, ya lo sabía. Aún así me hipnotizaron sus ojos verdes con largas pestañas sin rastro de maquillaje. Sabía que nuestros genes se unirían. Sabía que estación a estación acabaría a su lado, que pisaría viejas con tal de agarrar la barra de metal a la que ella se agarraba con fuerza debido al traqueteo y al gentío y que nuestras manos se rozarían en uno de esos vaivenes. Sabía que un chispazo eléctrico nos recorrería la columna vertebral a ambos haciendo que nuestros ojos se encontraran. Sabía que ella mantendría mi mirada con curiosidad. Sabía que cerraría los ojos con fuerza antes de que empezara a hablar. Lo que no sabía es que estaba constipada y me estornudaría con fuerza en la cara antes de abandonar el tren con prisa mientras pedía paso. No sabía que sus genes se mezclarían con los míos de esa forma incontrolada. Era un mal día, lo supe enseguida...


Continuará...

3 comentarios:

Ana dijo...

¡¡Qué bueno!! ¿Para cuando la segunda parte?

SheSays dijo...

Está claro que, cuando quieres, te esmeras.

Ya veo que hay que darte varias collejas para que escribas algo decente!

PULGACROFT dijo...

jaajaja qué bueno Jac! pues no te creas formas más raras se han visto, no pierdas la esperanza, mañana lleva clinex y ofrécele uno.
;)